Diferencias entre el hierro y el acero en la construcción

976 50 11 33
Diferencias entre el hierro y el acero en la construcción

Como una de las empresas de cimentación en Zaragoza de referencia, realizamos una gran variedad de trabajos relacionados con la construcción. En ellos, empleamos materiales muy diversos como el hormigón, el hierro o el acero… En este post, queremos hablarte de las características y diferencias entre los dos últimos.

El hierro muy puro se fabrica con la reducción de óxido férrico con hidrógeno a 1.000 grados centígrados o mediante la fusión de vacío de un producto que se obtiene por electrólisis de la solución de sulfato de amonio ferroso. Por otro lado, hay que señalar que el hierro químicamente puro se obtiene de la descomposición térmica de hierro pentacarbonyl de 200 a 250 grados centígrados.

En cuanto al acero, hay que apuntar que se obtiene con la mezcla de carbono y hierro. El porcentaje normal de carbono es entre 0,2 y 2,14% del peso total. En algunos casos, además de este material, se emplean cromo, tungsteno, manganeso y vanadio.

Como referencia entre las empresas de cimentación en Zaragoza, queremos recordar que el punto de fusión del hierro puro es de 1.528 grados centígrados y de ebullición, 2.735. Se trata de un material maleable y dúctil y no endurece el amortiguamiento. Se distingue por ser el más magnético de los metales y por su función conductora del calor y de la electricidad.

Respecto a las propiedades físicas del acero, cabe señalar que no se parece ni al hierro ni al carbono. Sobresale por ser muy fuerte, durable, flexible, ligero y resistente a la corrosión. A diferencia del hierro, este material no se oxida con facilidad al exponerse al agua ni a la humedad.

Si quieres conocer nuestros servicios, llama a Estructuras Civiles Antonio Míguez.