Elementos básicos para el encofrado horizontal

976 50 11 33
Elementos básicos para el encofrado horizontal

Para levantar todo tipo de estructuras de hormigón en Zaragoza, ya se trate tanto de los pilares de una edificación civil como de los muros de contención de una presa, es prácticamente imprescindible utilizar encofrados. Hace ya algunas semanas, en un artículo anterior, hicimos una breve inmersión en el mundo del encofrado hablando de algunos de los diferentes tipos de encofrado que se pueden utilizar.

En esta ocasión vamos a presentar algunos de los componentes con los que se forma un encofrado horizontal que permitirá que las estructuras de hormigón en Zaragoza que levantamos adopten la forma deseada. Cualquier encofrado está compuesto de diferentes piezas, unas de naturaleza metálica, acero o aluminio generalmente, y otras de madera o de materiales plásticos. Su misión es la de impedir que el hormigón pierda su forma y cualidades durante el proceso de fraguado.

A la hora de preparar el encofrado para una edificación se comienza por colocar las portacorreas transversales, elementos sobre los que se irán colocando a continuación las correas longitudinales cuya misión es la de soportar el peso del forjado y la de cuantas personas y maquinaria sean necesarios para el proceso del volcado y fraguado del hormigón.

Sobre la retícula formada por correas y portacorreas se colocan unos tableros que evitarán la precipitación al vacío del hormigón. Todos estos elementos se sustentan mediante cimbras o puntales, habitualmente se trata de dos tubos telescópicos de acero que pueden regularse en altura para equilibrar y nivelar la superficie del encofrado. Sobre estos puntales se colocan los cabezales que tienen integrado un pasador que facilita el montaje y desmontaje de toda la estructura.

Estructuras Civiles Antonio Míguez cuenta con un equipo de grandes especialistas en la construcción de encofrados.